jueves, 29 de diciembre de 2011

El amor y las montañas


En Cuzco, cuando apenas comenzábamos a enamorarnos, salí a dar un paseo pero más que eso sería una misión de resistencia y capacidad. Quería saber hasta dónde podía llegar con mis compromisos personales, con mi voluntad de seguir adelante en lo que en algún momento se estaba convirtiendo en una carrera fatigante.  Había intentado desde que llegué a Lima reincorporarme al medio audiovisual en lo que por su tiempo parecería fallido. Aunque era una prueba física, las cuales suelo imponerme de vez en cuando, para mí era mucho más que eso. Era saber que no podía rendirme, que trace lo que me trace podía seguirlo y cumplirlo. Subir la montaña más alta, sin ser yo un escalador experimentado, sería entonces una prueba de mi fortaleza como ser humano. Por suerte contaba con la compañía de mi buen amigo Michael, aquel que en otros momentos también sirvió de consejero e infidente, y que al igual que yo vive con espíritu aventurero.

Salimos temprano en la mañana, empacando manzanas, un poco de queso serrano que aunque no sea tan delicioso como el Cajamarquino, éste Cuzqueño que metíamos en la mochila no se quedaba atrás. Las barras energéticas necesarias, mucha agua y las botas bien puestas. Inicialmente la idea era salir a dar un paseo por el campo y subir alguna de las montañas aledañas, divertirnos y pasar un día íntimo entre dos amigos que aunque estuviesen viviendo juntos no se veían mucho.  

El taxi nos llevaría al inicio de nuestro camino, las escaleras del barrio de San Sebastián nos conducirían hasta aquella planicie desde donde se podía ver la extensión de la ciudad. Los aviones de LAN entraban prácticamente cada quince minutos mientras el sol comenzaba a pedirnos que nos quitásemos alguna de las capas extra de ropa que llevábamos encima. Era temporada de frío pero igual el sol quemaba en el día, por suerte Michael siempre bien preparado llevaba el bloqueador solar que por lo general suelo olvidar. La montañas se veían magníficas desde donde caminábamos, con razón los antiguos Incas las veneraban. No sólo son majestuosas e imponentes sino que pueden darte una sensación de fortaleza única y fe.

En el camino íbamos recordando aquellos momentos que habríamos vivido años atrás los cuales permitieron que nuestra amistad se desarrollase casi al nivel de una complicidad entre hermanos. Podíamos hablar de cualquier tema y sabíamos que ello no saldría de entre los dos, incluso aquellas cosas que tal vez hubieran sido importantes mencionarles a otras personas allegadas al círculo cercano no podían salir de nuestra intimidad. No es que fuese algo forzado sino que nuestro amor era tal que quebrarlo aunque fuese por el bien común era impensable.

Yo le hablaba de ti y el se reía, estaba feliz de verme tan ilusionado luego de conocer las decepciones amorosas que había tenido en el pasado. Al conocerme tan bien sabía cuáles eran mis falencias y también el gran potencial oculto. Yo por mi lado recordaba feliz la respuesta fugaz con la cual respondí en aquella oportunidad en la que me consultó preocupado que debía hacer al haber dejado embarazada a Sandy. “You are going to have that baby!” fue lo que le dije casi como una orden. Para mí el aborto nunca ha sido una opción, aunque siempre entenderé algunas razones por las cuáles otras personas lo deciden.

Me preocupaba sobre todo mi situación financiera, algo que para un artista es bastante común y por lo cual había partido a aquella ciudad tan lejana de ti. Quería encontrar una solución aunque en su momento no sabía cuál sería y que finalmente me costó tanto encontrar. Estaba enamorado y quería un futuro estable, poder aportar en casa y no tener las preocupaciones de poder llegar a fin de mes. Michael me ofreció un puesto en la cadena de restaurantes para la que trabajaba y en verdad no lo pensé dos veces. Sería algo pasajero pero con lo cual pretendí poner en orden aquello que un año en para había desestabilizado.

Caminábamos entre un hermoso sendero verde, un riachuelo al lado nos ayudó a refrescarnos y al ver una bifurcación en el camino nos enfrentamos ante la pregunta de cuál destino tomar. Allí mismo y como por designio divino una señora con un burro a cuestas daría vuelta por uno de las trochas pasando luego por nuestro lado. Le pregunté a donde nos dirigirían ambas opciones y riéndose al encontrarse con éstos “gringos” locos nos dijo que uno era el camino a Tambomachay mientras el otro lo podríamos seguir hasta Pisac. Al marcharse y con tan solo mirarnos supimos cuál sería la respuesta, el camino más largo.

Antes de enrumbar nuevamente nos sentamos a comer un poco y seguimos hablando acerca de lo que deseábamos en el futuro. A él le preocupaba mucho el estar lejos de su familia, habían intentado vivir todos en Cuzco pero Sandy no se habría acostumbrado. Cuzco no es una ciudad para todos, es preciosa y tiene mucho para ofrecer a aquel que disfruta del campo, de la mística y de la historia pero muy poco para el comprador impulsivo, el aficionado al cine y a los que viven del mar. El estar lejos de tu pareja es difícil, lo sé porqué a mi me pasaba lo mismo, pero el estar lejos de tus hijos imagino debe serlo más aún. Extrañaba ir con Mikey Jr. al estadio a alentar aquella camiseta roja que algún día logró lo que ningún otro, la gloria sudamericana. Extrañaba las caricias de Mia, tan chiquita ella pero a la vez tan llena de amor. Yo te extrañaba a ti sobre todas las cosas.

Finalmente terminamos nuestro pequeño descanso y luego de andar un poco vimos aquél hermoso cerro que se presentaba frente a nosotros, volteamos y al mirar alrededor era el más imponente que había, probablemente el más alto desde el lado del valle en el que estábamos. Nuevamente bastó una mirada entre los dos y sin pensarlo comenzamos a trepar. Poco a poco fuimos subiendo, pasando por entre pinos y eucaliptos que ofrecían su maravilloso olor.

 Al terminar el pequeño bosque pudimos nuevamente observar el horizonte y ya muy lejos aquella ciudad que habríamos dejado atrás. Sin darnos cuenta ya teníamos de recorrido una gran distancia, al otro lado del cerro la carretera que serpenteaba cuesta abajo camino a Pisac. Seguimos trepando, aunque cada vez nos cansábamos más. No sé si por el efecto de la altura o porque simplemente ya nuestras piernas no resistían. A cada paso pensaba en ti, en las dificultades que tendría que enfrentar para poder cumplir mis metas y lograr ése sueño que poco a poco comenzaba a tomar forma; tener una familia contigo. No sería fácil ya que por muchos años anduve de un lado para otro, sobreviviendo y ambicionando seguir la elusiva carrera del actor que mal que bien algunos éxitos me habría acaparado en algún momento pero que al regresar al Perú cada vez se sentía más lejano. No solo porque luego de intentar, llamar y tratar de conseguir algo fuera de un comercial u otro sino también porque cada vez me encontraba más desencantado con el medio. Sabía que sería difícil pero mi corazón me decía que el amor era más fuerte y que luchándola lo conseguiría.

La montaña se hacía cada vez más agreste y las botas recién compradas me comenzaban a lastimar el pie. Adolorido me senté un momento y al sacarme el zapato me di cuenta de la sangre que manchaba la media blanca. ¡Mierda! Fue lo primero que pensé, ¡Ya me jodí el pie! y retirándome suavemente la calceta me dí cuenta del pedazo de piel que colgaba de la punta de mi dedo gordo. Medía tal vez 5 centímetros y tenía un grosor sorprendente. ¿Cómo te puedes hacer tanto daño de ésa manera? Hasta ahora no puedo entenderlo, pero ése no era el tema en aquél momento. Me preocupaba sobre todo el poder continuar en el camino trazado, poder finalmente cumplir mi meta. Aquella que sin querer queriendo lo representaba todo.

La capa de piel colgaba de apenas un fino hilo, por suerte algo sé de cuidado en éstos casos y me cubrí la parte afectada con el mismo trozo que había sido removido de ella. Michael, como buen scout, me regaló una curita y nos quedamos allí sentados un momento. ¿Qué hacemos ahora? me preguntó preocupado, seguir fue lo que le contesté. Aún faltaba lo que parecía unos buenos 800 metros y no me rendiría por nada del mundo.

Sabía que lo podía lograr pero más allá de eso lo hacía por llegar a esa conclusión que me fue contundente al estar mirando el paisaje una vez llegado a la cima. Cada célula de mi cuerpo me decía que todo, absolutamente todo, mi amor contigo, mi trabajo, mi futuro estaría bien. Sólo sería cuestión de superar las pequeñas trabas que nos pone la vida en el camino.

viernes, 2 de diciembre de 2011

Mi camino


 ¿Puede ser que exista algo más importante que el amor? ¿Puede que la posición económica, laboral y social sean más fuertes que el amor? Todas estas dudas me quedan en el alma, dando vueltas constantemente y sin encontrar respuesta diferente al NO, NO HAY NADA MÁS GRANDE QUE EL AMOR.


Es verdad que la vida es más fácil si tenemos dinero, viajes, casa, carro y comodidad. Si, es más fácil así. ¿Pero qué te garantiza que eso te haga feliz? ¿Qué te garantiza que eso dure para siempre? La vida es tan frágil que en un momento estamos aquí pero puede que al siguiente ya no, entonces… ¿Porqué no simplemente aprovechar el momento ahora y amar sin pensar en qué nos puede ofrecer otra persona para el futuro? Nadie tiene comprado el destino, obviamente es importante guardar pan para Mayo así como ir preparando la tierra para la cosecha pero y si no llegas a Mayo? Igual lo labrado hoy día servirá para el futuro y más si es un trabajo realizado con el alma.

Mi vida se basa en vivir, en amar, en llorar y en gozar. Quiero experimentarla porque para eso vine a éste mundo. Para conocer de él y de su gente y a través de ello crecer y poder dejar cositas para el resto que vendrá después. Pequeñas perlas para hacer la vida más fácil a quienes solo ven sufrimiento o dolor. La vida es mucho más, la vida es amor y si encontramos el amor dentro de nosotros mismos puede convertirse en un verdadero paraíso.

Las personas que te acompañen en el camino puede que se queden por corto o largo tiempo, igual tienen su propio ruta que andar y por eso has de dejarlas ir. Puede que algunas veces te cuesta más que otras el verlas alejarse pero ese será tu aprendizaje, el dejar que todo apego se desvanezca.

lunes, 28 de noviembre de 2011

¿Y qué tengo que hacer?


¿Buscarme un valedor poderoso, un buen amo, y al igual que la hiedra, que se enrosca en un ramo buscando en casa ajena protección y refuerzo, trepar con artimañas, en vez de con esfuerzo?

No, gracias. ¿Ser esclavo, como tantos lo son, de algún hombre importante? ¿Servirle de bufón con la vil prensión de que algún verso mío dibuje una sonrisa en su rostro sombrío?

No, gracias. ¿O tragarme cada mañana un sapo, llevar el pecho hundido, la ropa hecha un harapo de tanto arrodillarme con aire servicial?

¿Sobrevivir a expensas de mi espina dorsal?

No, gracias. ¿Ser como ésos que veis a Dios rogando – oh, hipócritas malditos – y el mazo dando?

¿Y que, con la esperanza de alguna sinecura, atufan con incienso a quien se les procura?

No gracias. ¿Arrastrarme de salón en salón hasta verme perdido en mi propia ambición? ¿O navegar con remos hechos de madrigales y, por viento, el suspiro de doncellas banales? No gracias.

¿Publicar poniendo yo el dinero de mi propio bolsillo? Muchas gracias, no quiero.

¿Hacerme nombrar papa en esas chirigotas que en los cafés celebran, reunidos, los idiotas?

No gracias. ¿Desvivirme para forjarme un nombre que tenga el endiosado lo que no tiene de hombre?

No, gracias. ¿Afiliarme a un club de marionetas?

¿querer a toda costa salir en las gacetas?

¿y decirme a mí mismo: no hay nada que me importe con tal de que mi ingenio se cotice en la Corte?

No, gracias. ¿Ser miedoso? ¿Calculador? ¿Cobarde? ¿Tener con mil visitas ocupada la tarde? ¿Utilizar mi pluma para escribir falacias?

No gracias, compañero. La respuesta es: no gracias.

CANTAR, SOÑAR EN CAMBIO. ESTAR SOLO, SER LIBRE.

QUE MIS OJOS DESTELLEN Y MI GARGANTE VIBRE.

PONERME, SI ME PLACE, EL SOMBRERO AL REVÉS,

BATIRME POR CAPRICHO O HACER UN ENTREMÉS. TRABAJAR SIN AFÁN DE GLORIA O DE FORTUNA.

IMAGINAR QUE MARCHO A CONQUISTAR LA LUNA.

NO ESCRIBIR NUNCA NADA QUE NO RIME CONMIGO Y DECIRME MODESTO: AH, MI PEQUEÑO AMIGO, QUE TE BASTEN LAS FLORES, LAS FRUTAS Y LAS HOJAS, SIEMPRE QUE EN TU JARDÍN SEA DONDE LAS RECOJAS.

Y SI POR SUERTE UN DÍA LOGRAS LA GLORIA ASÍ,

NO HABRÁS DE DARLE AL CÉSAR LO QUE ÉL NO TE DIO A TI.

QUE A TU MÉRITO DEBAS TU VENTURA, NO A MEDRA Y EN RESUMEN, QUE HACIENDO LO QUE NO HACE LA HIEDRA, AUN CUANDO TE FALTARE LA ROBUSTEZ DEL ROBLE, LO QUE PIERDAS DE GRANDE, NO TE FALTE DE NOBLE.



viernes, 25 de noviembre de 2011

Cual es el camino?


La vida es una prueba constante que hemos decidido encarar con cada paso que tomamos. A veces no tenemos una clara dirección y a veces sabemos exactamente qué es lo que esperamos de ella. El ir sin rumbo no significa que estemos ni desubicados ni desorientados ni ningún calificativo negativo que se le pueda poner. Porqué no puede ser que simplemente en éste momento de nuestras vidas lo que nos toca es contemplar? No tengamos miedo a andar sin rumbo, la vida se hace al paso que vamos y no todos tenemos que llevar el paso que proponen los demás o la sociedad.
Cuando vamos con un rumbo definido es también una opción estupenda pero al contrario de la contemplación ponemos nuestros esfuerzos en el futuro logro, y probablemente lo enfoquemos hacia un resultado. Pero no siempre obtendremos el resultado que nuestros egos quieren sino lo que en verdad debemos tomar para aprender de ello. La cuestión es saber reconocer el porqué de cada valla, el porqué de cada tropiezo, lagrima y tristeza. Una vez que aprendemos a tomar todo ello con amor se nos hará más fácil también el enfrentar los nuevos retos y ya no tendremos miedo al resultado.
Lo más importante es estar, sentir y vivir cada momento como tuyo y nada más que tuyo. Amarte a ti sobre todas las cosas y así poder disfrutar del amor de los demás. No nos pongamos trabas a nosotros mismos, no nos juzguemos por nuestras inacciones o por las fallas que podremos tener en la búsqueda de nuestros sueños, ellas están allí para que aprendamos que el momento vivido es lo más importante.
El amarnos a nosotros mismos sobre todas las cosas puede sonar egoísta tal vez, pero cuando lo miramos desde la perspectiva en que el amor es puro y se retroalimenta con nuestras acciones, no está alejado del amor a los demás o del amor a todo los que nos rodea. Mientras más nos comprendamos a nosotros mismos más entenderemos nuestro entorno, más amaremos a nuestra tierra y a todos los seres que en ella vivimos.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Tu canción


Cuando una mujer de cierta tribu de África sabe que está embarazada, se interna en la selva con otras mujeres y juntas rezan y meditan hasta que aparece la canción del niño. Saben que cada alma tiene su propia vibración que expresa su particularidad, unicidad y propósito.
Las mujeres entonan la canción y la cantan en voz alta. Luego retornan a la tribu y se la enseñan a todos los demás.
Cuando nace el niño, la comunidad se junta y le cantan su canción. Luego, cuando el niño comienza su educación, el pueblo se junta y le canta su canción. Cuando se inicia como adulto, la gente se junta nuevamente y canta. Cuando llega el momento de su casamiento, la persona escucha su canción.
Finalmente, cuando el alma va a irse de este mundo, la familia y amigos se acercan a su cama e igual que para su nacimiento, le cantan su canción para acompañarlo en la transición. En esta tribu de África hay otra ocasión en la cual los pobladores cantan la canción. Si en algún momento durante su vida la persona comete un crimen o un acto social aberrante, se lo lleva al centro del poblado y la gente de la comunidad forma un círculo a su alrededor. Entonces le cantan su canción.
La tribu reconoce que la corrección para las conductas antisociales no es el castigo; es el amor y el recuerdo de su verdadera identidad. Cuando reconocemos nuestra propia canción ya no tenemos deseos ni necesidad de hacer nada que pudiera dañar a otros. Tus amigos conocen tu canción y te la cantan cuando la olvidaste. Aquellos que te aman no pueden ser engañados por los errores que cometes o las oscuras imágenes que muestras a los demás.

Ellos recuerdan tu belleza cuando te sientes feo; tu totalidad cuando estás quebrado; tu inocencia cuando te sientes culpable y tu propósito cuando estás confundido. No necesito una garantía firmada para saber que la sangre de mis venas es de la tierra y sopla mi alma como el viento, refresca mi corazón como la lluvia y limpia mi mente como el humo del fuego sagrado.

Tolba Phanem - mujer, poeta africana.

viernes, 21 de octubre de 2011

Lo que todos predicen... algo de cierto tendrá que tener.


Los tiempos en los que estamos viviendo actualmente son cada vez más rápidos, más violentos y por lo general más desconcertantes. La economía mundial se viene abajo, los mercados del mundo sufren mientras lo más poderosos aun sonríen (aunque les quede poco tiempo para hacerlo).

La semana pasada 900 ciudades alrededor del mundo se juntaron en armonía para protestar en favor del cambio mundial, promovidos por #Globalchange. Y es que en verdad el mundo ya no aguanta más un capitalismo podrido que solo enriquece a los poderosos y mata de hambre a los que siempre han tenido menos.

En éstas épocas en que la información llega cada vez a más gente, aunque aún existan quienes se resistan a compartirla libremente a través de marañas politiqueras, el pueblo cada vez se hace más fuerte. Pero para esto es tambien necesario comunicar que detrás de todo lo más importante es reconocernos en el amor y la unidad. Todos somos parte de esta gloriosa vida y cuando entremos en la epoca de Acuario será mejor que lo hagamos preparados.

Qué es la epoca de Acuario? Es la era de transición de la cual se ha comentado desde hace siglos, el momento de la verdad en el cual todos tendremos que luchar por que la justicia sea nuestra única forma de vida. La falsedad, corrupción, hipocresía, fanatismo que infectó a estas estructuras sociales y políticas está siendo descubierta y puesta a prueba. En esta era de apertura, transparencia y universalidad, no hay lugar para el fanatismo ni el enjuiciamiento de otros porque entienden o viven las enseñanzas de otra manera. En fin, una era de mayor comprension en el cual el valor principal de intercambio será el amor.

Hay una colección de videos que me gustaría compartir, se llaman Spirit Science y los puedes seguir capitulo por capitulo en Youtube, solo dale click para ver el primero.

Sat Nam!!!!!!!

domingo, 9 de octubre de 2011

El Encuentro

Todos hemos tenido en algún momento la duda acerca de quiénes somos. Sucede especialmente luego de experimentar algún cambio dramático en nuestras vidas. Ya sea por la presencia de la muerte, un negocio frustrado, una relación venida a menos o cualquier otro motivo que consideremos lo suficientemente fuerte cómo para remover las bases de nuestro ser. Lo que finalmente nos afecta en éste momento es que nos encontramos frente a un momento de reevaluación de nuestras metas, intereses o en general de nuestras vidas. ¿Hacia dónde vamos? ¿Qué es lo que queremos lograr? ¿Estoy haciendo lo que en verdad quiero?

El momento en el que te encuentras lo más probable es que lo sientas como una película mezcla de terror y drama. Dichosos aquellos que los pueden tomar con mayor tranquilidad, pero para los otros que lo encuentran insuperable puede desencadenar el pensamiento de que cualquier esfuerzo que hagan sería en vano. No desesperes ya que es precisamente en éste momento en el cual puedes lograr lo mayores cambios de tu vida. Las preguntas que nos debemos hacer no deberían de ser dirigidas hacia qué es lo que queremos del futuro sino tan simples como: ¿Quién Soy? (Yo…) ¿Dónde estoy? (Aquí) Y ¿Qué hora es? (Ahora).

Nadie tiene las respuestas a su vida, los astros pueden ayudarnos a conocer las alternativas con las cuales podríamos jugar, pero en definitiva es algo que vamos haciendo día a día, elección por elección. La vida nos puede cambiar en un instante, pero si nos encontramos en paz con nosotros mismos no hay nada que nos pueda derrumbar. Cuando nos dejamos caer es cuando entra la depresión, el hecho de pensar que no somos lo suficientemente buenos para lo que queremos lograr.

La depresión es algo que vamos desarrollando a través de una acumulación de frustraciones, frustraciones que no son más que una colección de ideas preconcebidas creadas por nuestras mentes en torno a un resultado esperado. Y justo allí es donde encontramos la raíz al problema, en esperar un resultado antes que simplemente realizar una acción por el simple hecho de sentirnos bien.

Cuando oramos pensando en nuestro retorno lo más probable es que lo que aguardábamos no se dé de la manera en que lo habíamos pensado inicialmente. Puede ser que si, pero en el trasfondo nos vamos llenando de cosas que a la larga no nos sirven o que carecen de valor verdadero. El dinero y el poder son dos claros ejemplos de ello, puede ser que con ellos vivamos felices por un tiempo, pero si los complementamos con el amor verdadero pronto saldrán a la luz nuestros temores y poco a poco nos irán consumiendo. Poco a poco iremos necesitando más de ellos y poco nos importará la manera de conseguirlos, pero lo peor de todo es que nunca estaremos satisfechos.

Cuando obramos por amor lo hacemos porque simplemente nos sale del corazón. Nos sentimos bien en el momento que lo hacemos, sin buscar una gratificación posterior ni un retorno. Obrar es complementario a servir y servir es nuestra única y verdadera misión en ésta vida. Crear una sonrisa en la otra persona es sublime y para mi no hay nada que se le compare, es en ése preciso momento en el que nos conectamos con el mundo, con nuestro universo.

Cuando nos encontramos en el presente nuestro verdadero yo es el que sale a flote, sin condicionamientos mentales, lamentos ni preocupaciones. Al encontrarnos con nosotros mismos y la fuente esencial de nuestras vidas la vida fluye con facilidad. Siempre habrán momentos difíciles ya que para ello estamos aquí, pero confiemos en que hay una lección detrás de todo ello que simplemente nos hará mejores. Dios (o la energía creadora de vida, el amor infinito o como querramos llamarle) no nos ha dado la vida para sufrir, ésa es nuestra elección. Dios no ha dado la vida para experimentarla, para conocerla como seres humanos, el problema es que frecuentemente olvidamos que dentro de nosotros somos parte de él.

Es importante conocernos a nosotros mismos, saber desde dónde vienen nuestros condicionamientos y entenderlos cuando aparecen sin juzgarnos. El poder observarnos por dentro, el poder captar nuestros miedos y dejarlos ir sin detenernos en ellos es la verdadera liberación. Somos seres de luz y por ello de amor, pero solo conseguiremos conocerlo verdaderamente cuando lo pongamos en práctica, momento a momento. Cuando nos amemos y encontremos nuestro verdadero yo, el ser puro de amor, podremos ser capaces de transformar el mundo.

jueves, 6 de octubre de 2011

Rest in Peace Mr. Jobs


Ayer, 5 de Octubre del 2011 se extinguió la vida de uno de los más grandes genios de nuestro tiempo, no solo porque revolucionó los medios digitales de la manera en que lo hizo, sino tambien porque dejó atrás un legado muy importante, un legado de insipiración para los soñadores.

Steve Jobs era un hombre que creía en el espiritú humano, en la capacidad de vencer los obstaculos y en el hecho de que si creemos en nosotros mismos seremos capaces de mover montañas. A continuación una pequeña compilación de ese legado tan especial. Thank you Mr. Jobs!!

"Nuestro tiempo es limitado, así que no lo desperdicien viviendo la vida por alguien. No se dejen atrapar por el dogma - el cual es vivir de los resultados del pensamiento de otras personas. No dejen que el ruido de otras opiniones ahoguen su propia voz interior. Y lo más importante, tengan el coraje de seguir su corazón e intuición. De algún modo ellos ya saben lo que realmente quieres ser. Todo lo demás es secundario. "

".. casi todo - las expectativas externas, todo orgullo, el miedo al ridículo o al fracaso - todo eso desaparece en la cara de la muerte, dejando sólo lo que es verdaderamente importante. Recordar que vas a morir es la mejor manera que conozco para evitar la trampa de pensar que tengo algo que perder. Ya están desnudos, por lo tanto no hay ninguna razón para no seguir nuestro corazón. "

"Cualquiera puede darse por vencido, que es la cosa más fácil del mundo para hacer. Sin embargo, mantenernos de pie cuando todo el resto pensaría en que lo normal sería caernos, ésa es la verdadera fuerza. "

Y finalmente y como si hubiese sido una despedida muy sentida:

"Ésta es para los locos, los inadaptados, los rebeldes, los alborotadores, las clavijas redondas en los agujeros cuadrados ... los que ven las cosas de manera diferente - para los que no siguen las reglas ... Se les puede citar, estar de acuerdo con ellos, glorificar o vilipendiarlos, pero lo único que no puedes hacer es ignorarlos porque son los que cambian las cosas... empujan a la raza humana hacia adelante, y mientras algunos puedan verlos como locos, nosotros vemos ingenio, porque los que están lo suficientemente locos como para pensar que pueden cambiar el mundo, son los que lo hacen. "


Nuevamente gracias Steve Jobs, lo digo con lágrimas en los ojos, nos has inspirado y has ayudado a mejorar nuestro mundo siempre creyendo en el potencial humano. Que el universo te acoja entre sus brazos.

Su discurso en Stanford 2005

lunes, 3 de octubre de 2011

El Big Bang



¿Alguna vez has estado en una situación en la que creías que todo resultaría mal pero de repente viste que existía la posibilidad de que fuese lo contrario? ¿Alguna vez haz sentido que no llegarías a la meta y al final no solo lo hiciste sino que también llegaste mas allà? ¿Cómo lo lograste?

Si me dejas te diré lo que pienso. El hecho de haber creído aunque sea por un breve instante que era posible pudo derribar todos aquellos pensamientos negativos que podías haber tenido. Y es que la fuerza del pensamiento positivo tiene mayor poder que todo lo negativo. La vida es para vivirla intensamente y sacar esas fuerzas de flaqueza, donde fuera que estuviesen escondidas, para poder vencer todos los obstáculos que se te pongan delante. La vida es un regalo maravilloso para aquel que finalmente se da cuenta que no existen las situaciones negativas sino que justamente están allí para que nos demos cuenta del hecho que podemos controlar nuestras destino. Las situaciones negativas no so más que un refuerzo para seguir adelante. Mientras más difícil sea y más nos comprometamos con nosotros mismos mayor será el logro. El triunfo es de aquellos que nunca se dejaron vencer, la gloria para aquellos que saben que cada pequeño paso es un paso hacia nuestras metas.

Toda situación tiene un potencial inimaginado el cual puede ser utilizado para hacernos más grandes. Dentro de nosotros existe la magia, somos seres divinos por más que no lo creamos. Dios nos hizo a su imagen y semejanza, pero no de forma física como podrían profesar algunos. Dentro de nosotros existe un universo de potencialidad, solo hace falta ese pequeño esfuerzo, ese Big Bang con el poder de crear la vida. Ese Big Bang es el amor, el amor por nosotros mismos, el amor por nuestro entorno y finalmente el amor por la vida. No es difícil cambiar el chip, solo debes darte cuenta que está dentro de ti.

Nosotros somos los dueños de nuestro propio destino, está en nosotros el poder cambiarlo pero para eso se necesitan la confianza y el saber que si hay otra cara a la moneda. Un amigo me dijo una frase alguna vez que nunca olvidaré, “tú eres el único que puede cambiar tu vida, solo debes darte cuenta en que velocidad estas navegando”. Y es que, como en un coche, tenemos varios cambios para utilizar solo que muchas veces no nos atrevemos a salir del primero o segundo, siempre andamos pisando el freno y retrocediendo la marcha. Date cuenta que existen otras más, úsalos y quizás algún día puedas aprender a navegar en una conciencia automática.

Basta que quieras hacerlo para que puedas lograrlo, y lo único que te puee ayudar es la meditación. No importa de que tipo, pero una vez que logres simplemente olvidarte de tus pensamientos y concentrarte en tu respiración lo conseguirás. Acude al centro que quieras, allí podrás aprender muchas formas de meditar, pero cuando aprendas a enfocarte solo en tu respiración comenzaras a darte cuenta de la hermosa verdad, todo era tan sencillo como aprender a respirar.

Dale la vuelta, cualquier situación en la que te encuentres puede ser favorable, solo depende de que sepas que esta bajo tu control. Tienes la potencialidad para hacerlo, solo depende si lo quieres hacer o no.

domingo, 25 de septiembre de 2011

El Miedo

¿Cuantas veces hemos dejado de hacer algo por sentir que es en vano?



¿Cuantas otras nos hemos resignado a aceptar el rechazo, dado media vuelta y dejamos fluir el sentimiento del fracaso?



¿Es más, cuantas veces hemos dejado algo a medio camino pensando o incluso dejándonos llevar por las sugerencias de otros (quienes probablemente fracasaron en muchas otras áreas de sus vidas)?





A mí, cantidad de veces. Es más, con una carrera tan difícil como la que escogí para realizar mis sueños, el cine, me pasó en innumerables ocasiones y al primer portazo dejaba que mis sentimientos de fracaso me inundasen. Todo esto por miedo, todo esto por proteger mi “orgullo” propio y por no querer sentir que los demás me viesen como un fracaso. Triste tener que pasar por eso, pero gracias a Dios que he encontrado nuevas fuerzas y puedo decir que nunca me rendiré porque ahora sé que está en mi poder.

Lo primero es destrozar nuestro orgullo, una palabra tan ridícula como su significado. A través de él nos identificamos con una idea elaborada de quienes somos. Nos montamos una película en la cual definimos el personaje que seremos en el rol de nuestras vidas y así navegamos tranquilamente en el mar de una seguridad sin fondo real. Claro, hay personas a las cuales les resulta y llevan su vida de maravillas, pero tengo serias dudas de hasta qué punto puedan ser felices alejándose cada vez más de lo real, del ser espiritual que todos llevamos dentro.




No es mi afán el criticar, ellos no tienen la culpa de haber crecido en una sociedad que lo que busca es justamente ése objetivo, automatizarnos hacia la “programación perfecta” al que han arribado quiénes por siempre han tenido las riendas del poder. Mientras más formemos parte de la maquinita, mientras más compremos lo que nos venden y así nos sintamos los representantes ideales de un status quo, más dinero hacen y más poder obtienen. Este es asunto de otro tema y para larga discusión.



En verdad mi misión en este caso es el de ayudarnos a superar aquellos miedos de los cuales hablábamos al inicio. No es fácil combatir la depresión causada por la falsa imagen que podríamos montarnos acerca de nosotros mismos. No es fácil, pero a la vez es muy sencillo, es poder vernos frente a frente con el espejo, darnos cuenta que en verdad esa persona que creemos que somos es tan compleja, tan llena de cualidades que descubrir que nos sorprenderemos el día en que lo hagamos.




Somos el centro de nuestro propio universo, tenemos el poder de crear nuestro propio mundo pero solo lo haremos cuando dejemos aquellos miedos atrás. Dios vive dentro de nosotros, una verdad que ha sido escondida por siglos por aquellos personajes en el poder, la iglesia, los políticos y los ocultos círculos de poder. Dios no es un padre castigador como han querido que creamos siempre. El pecado contra él no existe, el único pecado que cometemos es contra nosotros mismos al querer engañar nuestros sentimientos más puros y dejarnos llevar no por lo que tenemos dentro sino por lo que recibimos de afuera.



Son nuestros sentimientos justamente la única verdad que existe y la más solida forma de comunicación que tenemos con Él. Pero cuidado, es peligroso cuando creemos que ellos son los que vienen cuando son producidos por nuestra mente. Siempre debemos de tomar en cuenta el hecho de que todo aquello que nuestra mente piense como una realidad, o como una posibilidad es algo que no existe. El peligro está en que si nos dejamos llevar por ello lo convertiremos en realidad.


En nuestros sentimientos se encuentra la única verdad de la vida, que todos somos parte de Dios y que él cómo nuestro creador lo único que quiere es que vivamos la vida que nosotros mismos queramos vivir. Depende de nosotros, si nos dejamos llevar por el miedo siempre viviremos nuestro mundo oscuro, si abrimos paso al amor y a la libertad, hasta el más hermosos euño será posible. Todo queda bajo nuestro libre albedrío. ¿Tú, cómo lo quieres usar?












sábado, 24 de septiembre de 2011

No hay nada mas perfecto que el amor




Aunque hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles, si me falta amor sería como bronce que resuena o campana que retiñe.




Aunque tuviera el don de profecía y descubriera todos los misterios - el saber más elevado -, aunque tuviera tanta fe como para trasladar montes, si me falta amor nada soy.
Aunque repartiera todo lo que poseo e incluso sacrificara mi cuerpo, pero para recibir alabanzas y sin tener el amor, de nada me sirve.



El amor es paciente y muestra comprensión. El amor no tiene celos, no aparenta ni se infla. No actúa con bajeza ni busca su propio interés, no se deja llevar por la ira y olvida lo malo.
No se alegra de lo injusto, sino que se goza de la verdad. Perdura a pesar de todo, lo cree todo, lo espera todo y lo soporta todo.



El amor nunca pasará. Las profecías perderán su razón de ser, callarán las lenguas y ya no servirá el saber más elevado. Porque este saber queda muy imperfecto, y nuestras profecías son también algo muy limitado; y cuando llegue lo perfecto, lo que es limitado desaparecerá.



Cuando era niño, hablaba como niño, pensaba y razonaba como niño. Pero cuándo me hice hombre, dejé de lado las cosas de niño. Así también en el momento presente vemos las cosas como en un mal espejo y hay que adivinarlas, pero entonces las vemos cara a cara. Ahora conozco en parte, pero entonces conoceré como soy conocido.



Ahora, pues, son válidas la fe, la esperanza y el amor; las tres, pero la mayor de estas tres es el amor.






Autor: Corintios 1:13

martes, 20 de septiembre de 2011

Levantate y Camina




Cuando creas que no puedes más, que la pena no tiene cuando parar tómate un momento, enfócate en el dolor y permítele que pase a través de ti. Si nos resistimos a él lo único que conseguiremos es que permanezca por más tiempo.

Entrégate a lo que es, olvídate de lo que quieres que sea y de lo que hubieras querido que fuese. Confía siempre en que el momento en el que vivimos es lo único que importa. Ámate por sobre todas las cosas, es la única forma de luego poder repartir ése amor. Pero sobre todo levántate y camina.

domingo, 18 de septiembre de 2011

El Destino y Otras Mentiras



A diario nos preguntamos el porqué de muchas cosas que nos pasan e inmediatamente buscamos excusas para llenar los vacíos que vamos encontrando. Echamos culpa a por doquier, nos lamentamos y auto flagelamos por los errores que cometemos, lloramos y nos resistimos al momento en el que vivimos y constantemente intentamos regresar a los distintos hechos que fueron acumulados hasta culminar en la desazón de nuestro presente. Todo esto con el fin de llegar a un acuerdo con nosotros mismos y así de alguna manera expiar nuestras penas. Otros tantos (incluso se podría decir que de cierta manera inteligentes al evitarlo) somos incapaces de reflexión. Simplemente lo dejamos en manos de Dios o el destino y con eso basta y sobra para quedar tranquilos. Total, como en verdad no tiene nada que ver con nosotros, pues ya está.



Siempre andamos entre un extremo y el otro, casi igual como andamos entre el pasado y el futuro en vez de concentrarnos en el momento que vivimos. El pasado hecho está y ya no podremos hacer nada para cambiarlo. Pasamos por él para aprender, pero de nada nos sirve castigarnos con recuerdos dolorosos ni culparnos por lo que hicimos ya que nos mantiene alejados del presente y de lo que podríamos hacer para mejorar éste magnifico instante que es el ahora, el presente que como su nombre lo dice es un regalo, el más hermoso obsequio de la vida.




El destino por su parte es la peor invención del hombre cómo excusa, o mejor dicho, es la peor interpretación que se le puede atribuir. Nosotros mismos hacemos nuestro camino a cada paso que damos, Lo que sucede es que lo confundimos con nuestra Misión en la vida lo cual es diametralmente opuesto. El futuro no esta planeado, lo vamos haciendo a cada momento estando presentes, y mientras más aprovechemos cada segundo de amor que nos regala la vida, más hermoso será.




Nosotros como seres de amor debemos entrenarnos para lograr que cada instante de vida sea un reflejo de lo más hermoso que llevamos dentro. Enfocarnos en ese calor intenso y maravilloso que llevamos en el pecho, creador de vida y de los sueños más divinos. Detente ahora y pruébalo, siente el amor que llevas dentro y déjalo fluir, olvídate de tus pensamientos por un instante y reúne tus fuerzas para apreciar lo maravilloso qué es la vida. No te pongas excusas y simplemente trabaja día a día con tu espíritu en paz brindando lo mejor que tienes de ti y sin mirar a quién. Es muy fácil, solo tienes que intentarlo. Así encontraremos nuestra misión en la vida, nuestro verdadero destino es el amor.